7 trabajos de enfermería voluntarios para alimentar tu alma

Las oportunidades de voluntariado enfermería abundan y pueden ser una forma satisfactoria para que las enfermeras den algo a cambio en diferentes entornos. Las enfermeras son personas compasivas que anteponen las necesidades de los demás a las suyas propias, y lo hacen sin pedir nada a cambio. Sin embargo, las oportunidades de hacerlo no tienen por qué detenerse en el trabajo: considera el voluntariado de enfermería para utilizar tus valiosas habilidades para mejorar tu comunidad o a alguien que lo necesite.

1. Voluntario de la Cruz Roja Americana

Desde 1888, las enfermeras se han ofrecido como voluntarias en la Cruz Roja Americana para ayudar a las personas en momentos de necesidad. En la actualidad, la Cruz Roja cuenta con más de 15.000 enfermeras que participan en la provisión de recursos para desastres naturales, en la enseñanza y el desarrollo de cursos, en la gestión de campañas de donación de sangre y en muchas otras funciones de liderazgo en toda la organización.

2. Ayuda en caso de catástrofe

Cuando un tornado arrasa un pueblo o las inundaciones dejan ciudades enteras bajo el agua, los enfermeros están en primera línea prestando ayuda. Puedes ofrecerte como voluntario para ayudar en las catástrofes en momentos críticos de necesidad, pero tendrás que recibir la formación adecuada para aportar la ayuda tan necesaria cuando se produzca la catástrofe. La ayuda en caso de catástrofe puede prestarse a nivel local o nacional.

3. Abordar problemas mundiales

Las enfermeras voluntarias pueden marcar una enorme diferencia en la vida de las personas si se ofrecen para servir a los más desfavorecidos a nivel internacional. Muchas organizaciones se ocupan de cuestiones de salud pública y necesitan enfermeros y voluntarios que se ocupen de la salud materna, neonatal e infantil; de las catástrofes y las crisis sanitarias; de las enfermedades infecciosas y crónicas; y de la política sanitaria. Haciendo esto, puedes trabajar con expertos globales para ayudar a resolver estos problemas en todo el mundo.

4. Ayudar a otros RN a servir

Tal vez te apasione ayudar a movilizar a otros enfermeros para que dediquen su tiempo a una buena causa. O tal vez ya no puedas realizar directamente las tareas de enfermería. En cualquier caso, muchas organizaciones necesitan personas que puedan ayudar a formar asociaciones estratégicas, recaudar fondos y redactar subvenciones, y tú puedes desempeñar un papel fundamental en la mejora del mundo si lo haces. Estas operaciones vitales sustentan la capacidad de funcionamiento de muchas organizaciones sin ánimo de lucro: ¡no te olvides del trabajo entre bastidores!

5. Misiones médicas

Las misiones médicas son organizaciones que reúnen a profesionales sanitarios cualificados para ofrecer servicios gratuitos a los necesitados. Las oportunidades de voluntariado pueden ser a corto, largo plazo, nacionales o internacionales. A menudo, las misiones médicas ofrecen procedimientos quirúrgicos o pruebas a países del tercer mundo y dan acceso a personas que, de otro modo, nunca tendrían la oportunidad de someterse a los procedimientos necesarios.

6. Enseñar RCP

¿Has considerado alguna vez ofrecer tu tiempo para enseñar RCP? Como enfermero, eres experto en RCP y estás cualificado para enseñar a otras personas esta habilidad que salva vidas. Utiliza tu experiencia y tus conocimientos clínicos para asegurarte de que más personas de tu comunidad y de todo el mundo conozcan la RCP. ¡Podrías ayudar a salvar una vida sin siquiera estar allí!

7. Ayudar a otros a sonreír

Ofrecer tu tiempo para ayudar literalmente a otros a sonreír es una de las cosas más beneficiosas que puedes hacer. Esto puede hacerse donando tu tiempo y/o tus habilidades a organizaciones que realizan operaciones de labio leporino o paladar hendido a niños necesitados, como la Operación Sonrisa.

Al ser voluntario en cualquiera de estas organizaciones o en otras similares, puedes cambiar la vida de una persona para mejor, ¿y qué podría ser más gratificante que eso?